© 2021 Connecticut Public

FCC Public Inspection Files:
WEDH · WEDN · WEDW · WEDY · WNPR
WPKT · WRLI-FM · WEDW-FM · Public Files Contact
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
News

Los Evacuados Puertorriqueños Se Enfrentan A Una Carencia De Viviendas

franciscan_center_-1_1024.jpg
Ryan Caron King
/
Connecticut Public Radio
Al menos tres familias harán la transición del Red Roof Inn en el centro de Hartford al Centro Franciscano para Apostolado Urbano. Allí tendrán un lugar donde quedarse, gratis, mientras buscan un lugar propio.";s:

Seis meses después del huracán María, los evacuados de Puerto Rico aún buscan viviendas accesibles donde vivir. Y están buscando ayuda del gobierno, específicamente mediante viviendas públicas disponibles, pero no la están obteniendo.

Read this story in English. / Lea esta historia en inglés.

"En este momento estamos pasando por una pesadilla," dijo Luis Luna. "Estamos pasando por muchas cosas."

Luna, su novia y el hijo de ambos están viviendo en el centro de la iglesia de Hartford. Su familia ha estado sin hogar desde que el huracán María arrasó con su apartamento en Puerto Rico.

El centro les ha dado una habitación con una cama y un baño, gratis, hasta agosto. Así que estarán allí hasta que algo mejor aparezca. Y esto ayudará a Luna a ahorrar dinero para un apartamento. Además él ha conseguido un empleo, almacenando alimentos en una tienda de víveres, de noche.

"El trabajo que tengo no es suficiente si quiera para pagar toda la renta," dijo Luna.

Aunque los gobiernos estatal y federal ofrecen viviendas públicas, no hay unidades disponibles.  Y las listas de espera para los subsidios de vivienda, conocidas como la Sección 8, son de cientos de personas de largo.

"Sí [solicité] la Sección 8 y lo único que me dijeron es que la lista está cerrada," dijo Luna. "Y que tienen a más de 700 personas esperando en esa lista."

Esta crisis de vivienda no es algo nuevo.

"Como lo evidencia la larga lista del año, la mayoría de las autoridades de vivienda en todo el país, y particularmente en las áreas metropolitanas, [existe] una necesidad drástica de más bonos o más viviendas subsidiadas para las personas que califican," dijo Kiley Gosselin, el director en funciones de los Servicios de Desarrollo de la ciudad de Hartford.

Ahora, los evacuados puertorriqueños de todo el país, no solo de Hartford, están incorporándose a esta situación.

Connecticut, como un todo, ha recibido 7000 bonos del Departamento Federal de Vivienda y Desarrollo Urbano, pero todos están asignados. Para recibir uno, una persona tendría que ser agregada a una lista de espera. Algunas listas de espera se organizan por preferencia.

"A las autoridades de vivienda, incluso al programa de la ciudad de Hartford, se les permite tener preferencias locales establecidas que estén en la lista permitida por la HUD," dijo Suzanne Piacentini, directora de campo de HUD de Connecticut. "Y depende de las comunidades locales escoger dónde quisieran tener o no tener preferencias."

Gosselin dijo que la división de vivienda de Hartford tiene dos preferencias respecto a la lista de espera. Las personas que padecen desamparo crónico van primero, seguidas de las familias que están experimentando desamparo.

Para ser considerado un desamparado crónico se debe estar desamparado por un año o más y tener una enfermedad mental grave. Pero por ahora los evacuados no llenan el estándar.

Y ¿qué hay de esa segunda preferencia? Las familias que experimentan desamparo.

"Muchas de las personas de Puerto Rico pueden ser o convertirse en elegibles para las preferencias," dijo Gosselin.

Cuando las familias llegan aquí se les dice que llamen al 2-1-1 para asistencia de vivienda. Luego de pasar por una red de entidades sin fines de lucro, Journey Home les emite a las familias un bono si califican para una preferencia. Pero primero, esas entidades sin fines de lucro intentan lo que se conoce como desviación de refugio, ayudan a los evacuados a agotar las soluciones temporales tales como vivir con familiares que ya están ubicados.

Dado la manera en la que se sigue el protocolo, Matt Morgan, el director ejecutivo de Journey Home, dijo que a ninguna familia puertorriqueña de evacuados le ha sido asignado bono de vivienda.

"Unas 550 personas, del gran Hartford, llaman cada semana al 2-1-1 buscando vivienda o asistencia de refugio," dijo Morgan. "Y solo tenemos entre cinco y 10 aperturas semanales en los programas de vivienda."

Yanil Teron, el director ejecutivo del Centro para el Progreso Latino, dijo que si nuestros nuevos vecinos puertorriqueños no reciben un muy necesario impulso en vivienda, no podrán crecer en su comunidad.

"La vivienda es crítica en todas partes porque trae estabilidad," dijo Terón. "Una vez que perteneces a un vecindario, si tienes niños en ese vecindario, tus hijos pueden ir a la escuela en ese vecindario. No tienen que ser transferidos de un sitio a otro. Una vez que se tiene una dirección, tienes una oportunidad de elaborar tu currículo y también tienes un lugar donde [los empleadores] pueden localizarte."

Luis Luna tuvo suerte de encontrar un empleo antes de conseguir una ubicación. Dice que gana un poco menos del salario mínimo. Pero eso no va a resolverle ya que la renta es entre $750 y $900 al mes.

"Realmente no estamos recibiendo la ayuda correcta," dijo.

Luna dijo que siente que el gobierno preferiría que él se regresara a Puerto Rico en lugar de ayudarlo a conseguir un lugar propio. Pero él se va a quedar.

Esta historia es parte de “The Island Next Door,” el proyecto de información de WNPR sobre Puerto Rico y Connecticut, después del Huracán María.